MOCHILERO 2.0

QUE HAGO?

Un estudio informal de tendencias, culturas y costumbres en un viaje alrededor del mundo. Tomas Vidiri

Crea tu insignia

ME GUSTA

Más publicaciones que te gustan

PUERTO OBALDÍA / ARCHIPIELAGO DE SAN BLÁS, PANAMÁ

Mucho se dice sobre Puerto Obaldía y la intensidad de la policía panameña. Por suerte, llego en una lancha con una suiza, una alemana, un holandés y un vietnamita (nacionalizado canadiense). El único pasaporte que puede llamar la atención es el del argento, pero deciden no hacerme pasar un mal momento; hacen la vista gorda y nos dan la bienvenida con una sonrisa, sin abrir una sola mochila.

Puerto Obaldía es la muerte; 6 manzanas y ni siquiera hay una playa decente. Conozco a Enrique, un argentino busca aventuras que esta varado acá hace 10 días, sin encontrar una salida. Pienso que esperar acá 2 días por mi avión va a ser trágico.

Mientras tomamos el desayuno más básico e improvisado de nuestras vidas, un panameño nos ofrece llevarnos en lancha hasta Cartí, cruzando el Mar Caribe. Dice que son sólo 5 horas, y de ahí podemos tomar una 4x4 hasta la Ciudad de Panamá. En unos minutos llegaría otra lancha desde Capurganá, con las 3 viejitas colombianas con quienes pasé la noche y otros extranjeros más. Sumamos gente y negociamos; llegamos a un buen precio y esperamos por la lancha.

Cuando veo la lancha y que se llama Zeus (dios de todo), me doy cuenta que no se llama Poseidón porque el dios del mar no sería suficiente para salvarnos de la catástrofe. Si estoy escribiendo esto es porque evidentemente sobreviví y el dios griego nos dio una mano. 15 personas en una lancha para 8, con un único motor de 85 hp, 2 remos y 200 kg de equipaje.

Salimos al mediodía y, según los cálculos, a las 5 de la tarde estamos en tierra firme para pasar la noche en la ciudad de Panamá. 15 minutos después de salir estamos hechos agua; el capitán y sus 2 tripulantes se esfuerzan por meter las olas adentro de la lancha. Pasan las 5 horas y empiezan los reclamos:

Cuanto falta? - Pregunto yo.

- 20 minutos…- Contesta el capitán.

- How long? - Pregunta el holandés, 20 minutos después.

- 20 minutos…- Contesta el otro.

- Combien de temps? - Pregunta el canadiense, otros 20 minutos más tarde.

- 20 minutos…- Contesta el último.

2 horas más tarde llegamos… a una isla.

Esta oscureciendo y no tenemos más nafta; en la isla tampoco tienen suficiente para vender. Nos dicen que vamos a dormir ahí y seguir al día siguiente… todavía faltan OTRAS 5 HORAS en lancha. Ese es el momento en que podes indignarte por el engaño o reírte; elegimos reírnos y disfrutar. En el fondo, el castigo no es tan grave: estamos en una isla paradisíaca.

Nos dan cuartos en suite en unas chozas bastante pro; todos por separado, un lujo. Salimos del hotel y visitamos el pueblo de indios Kunas que habita la islita. Están en plena celebración del aniversario de su revolución, casi 90 años atrás. Los Kunas viven en las más de 150 islas del archipiélago de San Blás; después de muchos años de luchas lograron ser los dueños de las tierras.

Hablamos con el cacique de la isla y le hago una pregunta:

En que creen ustedes?

- Creemos en Dios - dice, apuntando al cielo; y sigue. – y en María…

- Pero antes de que lleguen los españoles… en que creían? – le vuelvo a preguntar.

- En Dios – me repite y hace una pausa. - … y en María.

No se si me perdí de algo o qué? Sigo preguntando para entender mejor pero cada vez me confunde más. Si la historia de Jesús y María llegó a América con los españoles…? El cacique está tan confundido como yo. Mejor no pregunto más.

En la isla tienen su iglesia y además tienen católica, mormona y presbiteriana. Entro a su iglesia mientras rezan a su manera; no hay imágenes para adorar. Dos indios cantan en kuna mientras se balancean en unas hamacas paraguayas; solo hay hombres, las mujeres no pueden entrar.

Me voy a dormir y me cuesta creer que todavía existan lugares así tan cerca de nuestra civilización. Cuanto faltará para que llegue internet a este lugar y rompa con todas las tradiciones?

Comentarios recientes

Comentarios del blog proporcionados por Disqus